Cómo elegir una maceta de exteriores

Ratio:  / 1
MaloBueno 
maceta de exteriores

Las macetas de exteriores vienen en una variedad infinita de formas, tamaños y estilos. Aunque elegir una maceta con base sólo por su aspecto es tentador, no es una buena idea. Las macetas tienen cualidades únicas que determinan si están bien adaptadas al entorno previsto. La compra de la maceta equivocada traerá dificultades para mantener la salud de las plantas en el contenedor y problemas con la propia maceta. Hay varias cosas a tener en cuenta al elegir una maceta al aire libre.

Instrucciones

  • Decide el tamaño. Una maceta tiene que ser lo suficientemente grande como para que las plantas entren en ella. Los árboles y arbustos requieren grandes macetas para que entren las raíces y se espera que sean lo suficientemente grandes como para evitar el hacinamiento.
  • Comprueba la parte inferior. Una maceta necesita agujeros debajo de ella para asegurar un drenaje adecuado. Si la maceta no tiene agujeros, el agua se acumula y causa problemas como el moho y la pudrición de la raíz. Los agujeros en la parte inferior también proporcionan la aireación de las raíces, lo cual es importante para la salud de las plantas y el crecimiento.
  • macetas-exterior-de-plasticoPlanea con anticipación. En los meses de invierno, las macetas al aire libre o bien tienen que soportar el descenso de la temperatura o ser móviles. En las zonas con inviernos extremadamente fríos, puede que una maceta exterior no sea capaz de proteger adecuadamente a una planta del frío. En estas áreas, tiene que ser lo suficientemente ligera para moverse a un garaje o zona interior hasta la primavera.
  • Estima el peso. Asegúrate de que el lugar donde vas a poner la maceta soporta el peso de la misma. Esto es especialmente importante con cubiertas y otras superficies sensibles al peso.
  • Considera el medio ambiente. El tiempo y el clima hacen que algunas macetas sean una mala elección. Las macetas oscuras y metálicas retienen el calor, por lo que son malas opciones para climas muy cálidos y soleados. En climas fríos, el hormigón, el metal y la madera son las mejores opciones. A las macetas de terracota y barro no les va bien en climas fríos.
  • Piensa en el estilo. Hay varias opciones a considerar al momento de elegir el estilo de una maceta de exteriores. Puede ser una extensión de la decoración interior, vinculando la zona al aire libre con los interiores. Las macetas de colores brillantes pueden alegrar un patio trasero, añadiendo un toque de color y emoción a la zona. El estilo de la maceta también puede reflejar el estilo del exterior de la casa.
  •